Alejandro Magno

ALEXANDRO EL GRANDE
( 356 a.C.-323 a.C.)
En el año 338 a.C., tras ganar una guerra contra los atenienses, el rey Filipo II de Macedonia (una región del noroeste de Grecia) se convirtió en el primer gobernante que unió las disputadas ciudades-estado de la antigua Grecia. Sin embargo, no tuvo mucho tiempo para disfrutar de su éxito. Durante un banquete de bodas, fue asesinado por uno de sus propios guardaespaldas. Un imperio recién formado cayó en manos del hijo de Filipo de veinte años, Alejandro.
Por suerte, Alejandro tenía mucha ambición. También tenía inteligencia. Durante su infancia había sido educado por un famoso filósofo ateniense, Aristóteles (formado a su vez por Platón), que consideró a Alejandro un alumno brillante. Desde muy pronto, Alejandro demostró su destreza militar. A los catorce años frustró una rebelión mientras su padre estaba de campaña, y a los dieciséis dirigió un escuadrón de tropas contra los atenienses.
Tras la muerte de su padre, Alejandro puso en práctica inmediatamente su deseo de difundir la cultura griega por todo el mundo conocido. Reunió a sus ejércitos y emprendió una de las carreras militares más sorprendentes de todos los tiempos. En sólo doce años conquistó el enorme Imperio Persa y sometió al mundo conocido (Asia Menor, Oriente Medio, Mesopotamia, Egipto), así como parte de la India, a su dominio. Sin embargo, una noche, mientras celebraba sus victorias, cayó enfermo y poco después murió. Algunos especulan que la causa de su muerte fue un envenenamiento, pero la mayoría supone que fue un caso de malaria. En el momento de su muerte sólo tenía treinta y dos años.
Hay muchas razones por las que Alejandro fue un conquistador tan exitoso. Fue el primer líder que utilizó la técnica de la colonización, creando nuevas ciudades basadas en los ideales griegos en las tierras conquistadas. No sólo llevó ejércitos a estas nuevas tierras, sino también ingenieros, arquitectos, científicos y filósofos, difundiendo eficazmente la cultura griega por todo el mundo. Sin Alejandro, el mundo griego nunca habría tenido el impacto de gran alcance que tiene en el mundo moderno.
Volver a los griegos famosos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.