Cómo un pueblo de Missouri fue desgarrado por décadas de violencia y asesinatos

Entretenimiento

Por Eric Hegedus y Robert Rorke

26 de julio de 2019 | 7:55pm

Una recreación de la escena del asesinato de Ken Rex McElroy (inserto) en 1981, quien fue asesinado a tiros en su camioneta.SundanceTV; AP

Nadie vio nada | Jueves, 11 p.m, Sundance

En la docuserie de seis partes «No One Saw a Thing», el cineasta de origen israelí Avi Belkin cose un hilo psicológico a través de casi 40 años de sucesos violentos aparentemente no relacionados en la polvorienta Skidmore, Mo., de 263 habitantes en la actualidad. Entre ellos se encuentra el asesinato en 1981 del matón del pueblo Ken Rex McElroy, cuyo asesinato a manos de múltiples pistoleros fue presenciado por docenas de residentes, aunque nadie fue detenido; la desaparición sin resolver en abril de 2001 (y presunto asesinato) de Branson Kayne Perry, de 20 años, y la muerte por estrangulamiento en diciembre de 2004 de Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, cuyo bebé no nacido fue cortado de su vientre.

Belkin, de 41 años y residente en Los Ángeles, también ha producido «Mike Wallace Is Here», un documental sobre el legendario periodista de «60 Minutos», que ya está en los cines. Belkin habló con The Post sobre la historia de violencia de Skidmore.

¿Qué le atrajo de los sucesos de Skidmore?
Me atrae más el vapor de la historia que el tema. ¿Por qué ocurre esta violencia? No busco una historia de crimen real, sino que busco una respuesta para eso.

¿Has encontrado una?
Bueno, hay muchas capas diferentes, especialmente sobre el origen de la violencia. Un elemento que pasa desapercibido en la sociedad actual es el legado, la influencia, que tienen los fenómenos de vigilancia en la cultura y la sociedad. Especialmente la gente de esa zona rural de Missouri, que creció con Jesse James, creció con los Bald Knobbers -uno de los primeros grupos de vigilantes de Estados Unidos-, creció con historias de forajidos en el Salvaje Oeste, tomándose la justicia por su mano. Prioriza la resolución de problemas con violencia.

Avi BelkinGetty Images

¿Qué preguntas se plantean sobre McElroy?
Una pregunta que planteamos es: «¿Cómo se convierte en un matón?». Era el número 13 de 14 niños. Su padre era muy duro y le pegaba. Me imagino que eso se traslada a Ken. Una de las preguntas más interesantes que se plantean es que si él era la manzana podrida, la única causa de los problemas, ¿por qué no se acabó la violencia cuando lo mataron?

¿Qué efecto tiene el asesinato de Ken Rex McElroy en el pueblo?
El mensaje para ellos es el mismo y perpetúa un ciclo de violencia. Fue un acto comunitario. Las cifras varían entre uno y cuatro tiradores, pero al menos 60 personas -básicamente todo el pueblo- sabían quién lo hizo. Todos están encubriendo; todos sancionaron esa matanza y han mentido sobre ella durante décadas. Pero toda esa gente tiene hijos y familiares que se sientan en ese vínculo de silencio, esa conspiración.

Varios de los hijos de McElroy hablaron por primera vez en la grabación con usted. ¿Le sorprendió?
No me sorprendió porque lo hicimos de la manera correcta. Hasta este momento, la mayoría de las historias se han contado desde la perspectiva del pueblo: que era un monstruo, que teníamos que deshacernos de él porque las fuerzas del orden no estaban haciendo su trabajo, y lo matamos. Nos interesaba mucho conocer las dos caras de la historia.

¿Parecen algunos residentes orgullosos de la llamada «justicia por mano propia» que se llevó a cabo?
Sí, por supuesto. El vigilantismo hoy en día en la cultura americana se celebra. La mayoría de los héroes glorificados en la pantalla y la televisión son justicieros porque se tomaron la justicia por su mano y se deshicieron del problema. Mucha gente cree que ese día se hizo justicia, pero otros creen que, independientemente de lo que haya hecho, sigue siendo un asesinato, y que el precio que la ciudad pagó y sigue pagando fue demasiado alto.

– Eric Hegedüs

Y esto es lo que hay que ver esta semana:

Verano bajo las estrellas: Marlon Brando | Sábado, a partir de las 6 de la mañana, TCM

El mejor actor de Estados Unidos tiene dos papeles: Stanley Kowalski en «Un tranvía llamado deseo», que se verá a las 17:45, y Terry Malloy en «On the Waterfront» a las 8 p.m. Alrededor de estos clásicos hay un surtido de películas, desde «Mutiny on the Bounty» a las 2:30 p.m. y «The Freshman» a las 4:15 a.m.

Semana del Tiburón | de domingo a sábado, Discovery Channel

El festival anual de una semana de duración sobre la vida y los tiempos de la población mundial de tiburones. Entre lo más destacado: «La leyenda del azul profundo» (lunes, 9 p.m.). Los expertos en tiburones se dirigen a la isla de Guadalupe para buscar en las profundidades a Deep Blue, que se cree que es el tiburón blanco más grande, que mide casi 6 metros y pesa más de 2 toneladas. Y luego está «I Was Prey» (viernes, 10 p.m.). Leeanne Ericson sale a nadar por la tarde en la soleada California cuando, de repente, es atacada por un gran tiburón blanco y arrastrada hacia abajo.

Million Dollar Listing | Jueves, 9 p.m., Bravo

Fredrik Eklund está a punto de hacerse con una propiedad cerca de Billionaire’s Row, pero puede que necesite un DeLorean de vuelta a los años 80 para encontrar un comprador por su aspecto totalmente anticuado. Ryan Serhant se toma un tiempo del nacimiento de su primer hijo para idear una ingeniosa idea para vender una mansión de Brooklyn Heights encaramada sobre la BQE.

Cuatro bodas y un funeral | Miércoles, Hulu

Estreno de la serie. Maya (Nathalie Emmanuel) viaja a Londres para asistir a la boda de una compañera de universidad (Rebecca Rittenhouse). La presencia de Maya produce una reacción en cadena entre su conjunto de amigos.

Snowfall | Miércoles, 22 horas, FX

La batalla del sargento Andre Wright (Marcus Henderson) con la familia Saint se vuelve personal. Teddy (Carter Hudson) se ve obligado a limpiar el desorden dejado por Gustavo (Sergio Peris-Mencheta).

Un show de sketches de mujeres negras | Viernes, 11 p.m., HBO

Estreno de la serie. Issa Rae coproduce este programa en el que aparecen ella y sus amigas, incluida la efervescente Yvonne Orji de «Insecure», haciendo sketches que van de lo sugerente a lo burdo y que demuestran que las mujeres están mejor sin los hombres… y tal vez viceversa.

City on a Hill | Domingo, 9 p.m., Showtime

Jackie (Kevin Bacon) se lanza al ruedo tras el roce de su hija con la muerte. Mientras tanto, Frankie (Jonathan Tucker) y Jimmy (Mark O’Brien) intentan comprar armas para el próximo golpe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.