¿Es el agua de coco todo lo que promete?

Continuación

En cuanto a la comparación del agua de coco con el viejo H20, un estudio descubrió que cuando se comparó el agua de coco con el agua corriente y con una bebida rehidratante, las tres proporcionaron una rehidratación adecuada. Sin embargo, los niveles de azúcar en sangre se restablecían más rápidamente con el agua de coco, que contiene azúcar natural, y con la bebida rehidratante que con el agua.

Entonces, ¿la necesitas?

«Si haces ejercicio durante una hora o menos», dice Giancoli, «no necesitas una bebida deportiva sustitutiva. Para el deportista ocasional, basta con beber agua. Si después tienes hambre, bebe agua y come algo».

El agua de coco también puede ayudarte si tienes hambre pero no tienes comida a mano. Pero está advertido: «Si haces ejercicio durante más de una hora, el agua de coco puede no ser suficiente», dice Giancoli.

Si bebes agua de coco antes de hacer ejercicio, te dará un poco de azúcar para empezar, y es más baja en calorías que la mayoría de los zumos o bebidas de entrenamiento. Pero asegúrate de leer bien la etiqueta: Algunas botellas contienen dos raciones por envase. «Si bebes mucha agua de coco pensando: ‘Oye, esto es bueno para mí’, podrías llegar al punto de beber demasiadas calorías sin darte cuenta», dice Giancoli.

La conclusión: El agua de coco está de moda y es refrescante, pero en general, la estrella de esta bebida es su potasio. «A algunas personas les gusta mucho el agua de coco y están dispuestas a pagar su precio, pero no debes sentir que tienes que incluirla en tu dieta o, si no lo haces, que te estás perdiendo algo», concluye Giancoli. «Es cara, y los nutrientes que ofrece pueden encontrarse en otros alimentos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.