¿Los suelos de corcho van a ser la nueva madera dura?

El debate sobre la moqueta frente a los suelos de madera dura se acaba aquí, porque podría tener más sentido para usted elegir algo totalmente distinto: el corcho. El material que mantiene el vino fresco tiene un precio comparable al de la madera dura (ambos cuestan, de media, unos 2 dólares por metro cuadrado), pero es 100% reciclable, y eso es sólo la punta del iceberg. Basta con leer esta lista de defensores del corcho: Frank Lloyd Wright (utilizó corcho en su famoso proyecto Fallingwater); la NASA (está en sus aviones, NBD); el aclamado estudio de arquitectura Herzog & de Meuron y el artista Ai Weiwei (se asociaron para revestir el Pabellón de la Galería Serpentine de 2012 con este material); y Mercedes-Benz (el corcho puede encontrarse en algunos de sus coches). ¿Cuáles son los pros y los contras de los suelos de corcho? Sigue leyendo.

Ver más
Los suelos de corcho hacen que este comedor, diseñado por DISC Interiors, sea 10 veces más acogedor.

Foto: Laure Joliet/Cortesía de DISC Interiors

Es cómodo para caminar

«Caminar sobre suelos demasiado duros crea una energía que se desplaza hacia arriba, hacia nuestros músculos y tendones, haciéndolos vibrar», explica João Rui Ferreira, presidente de APCOR, la Asociación Portuguesa del Corcho. «Estas vibraciones, con el tiempo, dañan nuestros pies, piernas y la parte inferior y superior de la espalda, creando un exceso de tensión». Adivina qué, el corcho no hace eso. Según un estudio del Instituto de Biomecánica de Valencia, los suelos de corcho se sienten muy bien porque el material es naturalmente flexible.

Puede soportar el desgaste

«Las mismas propiedades de resistencia a los líquidos que hacen que el corcho sea un gran material para los tapones de vino conducen a su uso en cocinas, baños y zonas exteriores, sin ningún riesgo de putrefacción», señala Ferreira. (El estudio del IBV también afirma que, gracias a su estructura en forma de panal, el corcho absorbe los golpes, por lo que puede soportar sin problemas el tránsito de personas.

Absorbe el ruido

Instale corcho en su dormitorio y podrá organizar un animado cóctel en el piso de abajo mientras su pareja duerme en el de arriba, sin problemas. «Los 40 millones de células presentes en cada centímetro cúbico de corcho funcionan como un eficaz absorbente natural del sonido», dice Ferreira. «Los suelos de corcho pueden reducir fácilmente el ruido dentro de una habitación, y actúan como un amortiguador del ruido entre el suelo y las habitaciones de debajo».

Mantendrá los dedos de los pies calientes

Olvídese de las alfombras. Los suelos de corcho mantendrán una temperatura óptima durante todo el año por sí solos. «Al comprobar la temperatura de los pies en contacto con cuatro materiales variados, los suelos de corcho destacan como la mejor solución para retener el calor (según el estudio del IBV)», señala Ferreira.

No te hará estornudar cada cinco minutos

«Al ser un material que no absorbe el polvo ni los ácaros, el corcho es un material muy recomendable para quienes sufren alergias y/o asma», explica Ferreira. Como la capa superior del suelo de corcho se procesa durante la producción para facilitar su mantenimiento, lo único que hay que hacer para mantenerlo limpio es pasar la aspiradora con regularidad y limpiarlo con una fregona húmeda de vez en cuando.

Esta casa de Malibu Hills, renovada por el diseñador Michael Boyd, es el sueño de un modernista; basta con ver esos suelos de corcho bajo la mesa de cristal y acero del comedor.

Foto: Roger Davies

Puede que no dure tanto como los suelos de madera

Es cierto que a menudo se pueden recuperar los suelos de madera de una casa histórica; las tablas bien cuidadas son oro. El corcho es duradero, sí, pero las garantías de la mayoría de las empresas son sólo de 15 años, más o menos. Sin embargo, «ha habido casos en los que un suelo de corcho ha durado 50 años sin ningún problema», añade Ferreira.

Mejor que la instalación sea perfecta

«No preparar adecuadamente el subsuelo puede causar problemas en el futuro», dice Ferreira. Debe estar limpio, seco y nivelado antes de hacer nada.

Puede rayarse o desteñirse

Debido a que el corcho es relativamente blando, puede mellarse (los protectores de muebles son probablemente una buena idea), pero lo mismo ocurre con la madera dura, así que se corre el riesgo de cualquier manera. Ambos materiales pueden también desvanecerse con la luz solar directa, aunque ambos pueden ser repintados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.