Qué evitar después de un reemplazo de rodilla

¿Se ha sometido recientemente a un reemplazo de rodilla o está investigando antes de someterse al procedimiento? Aprender sobre el proceso de recuperación le ayudará a tomar decisiones informadas sobre su rutina. Cuando sepa lo que debe evitar después de la artroplastia de rodilla, podrá asegurarse de que su rodilla se cure más rápido y dure más tiempo.

Dependiendo de su estilo de vida, sus tareas cotidianas actuales podrían interrumpir su proceso de curación. En esta guía se presentan algunas actividades que debe evitar después de la artroplastia de rodilla. Pregunte a su médico por una lista más completa y por alternativas seguras.

Tomar precauciones después de la artroplastia de rodilla

Es posible que tenga que hacer ajustes en su estilo de vida mientras se cura la rodilla. Algunos de estos cambios pueden parecer obvios, pero marcan la diferencia en el uso a largo plazo de su rodilla. Aquí hay tres precauciones importantes que debe tomar después del reemplazo de rodilla:

  • Comience con un bastón o andador: Mientras vuelve a caminar sin ayuda, utilice un bastón o un andador para evitar caídas. Los accidentes pueden dañar su rodilla, interrumpiendo la curación o requiriendo otra cirugía.
  • Haga su entorno accesible: Si es posible, prepare su casa antes de la cirugía. Planifique dónde va a pasar el tiempo para que pueda evitar viajes innecesarios por las escaleras. Tenga en cuenta lo que necesitará y mantenga cerca los artículos esenciales.
  • Haga sus ejercicios de fisioterapia: La fisioterapia fortalece los músculos que rodean su articulación artificial. Ese apoyo es necesario para la funcionalidad y el uso a largo plazo. La fisioterapia le enseña a restaurar la rodilla sin causar daños.

Ejercicios que debe evitar después del reemplazo de rodilla

Hacer ejercicio beneficia su salud y ayuda a su recuperación después de la cirugía. Sin embargo, algunos ejercicios pueden ser más perjudiciales que beneficiosos. Le recomendamos que consulte a un médico antes de añadir ejercicio a su rutina.

¿Qué no puede hacer después de una sustitución de rodilla? Es mejor evitar estos ejercicios después de la cirugía:

  • Correr y trotar: Estas actividades estresan las rodillas y pueden causar dolor. Si correr es su pasión, coméntelo con su médico y fisioterapeutas. Puede fijarse una meta, pero empiece por caminar.
  • Entrenamiento con pesas: El levantamiento de pesas, especialmente durante las sentadillas y ejercicios similares, ejerce presión sobre sus articulaciones. Su fisioterapeuta puede tener sugerencias o técnicas más seguras para su nueva rodilla.
  • Deportes de alto impacto o aeróbicos: Los deportes como el fútbol y el baloncesto combinan el peligro de correr con el riesgo de golpear a otros jugadores y dañar su rodilla. Si la práctica de deportes es importante para usted, un médico puede recomendarle opciones sin contacto.
  • Senderismo: El senderismo puede ser de bajo impacto, pero los senderos con terreno irregular y raíces o rocas que brotan pueden provocar caídas. Limítese a caminos o senderos uniformes si es posible.
  • Montar en monopatín y patinar: Estas actividades conllevan un riesgo importante de torceduras de rodilla y caídas sobre hormigón, lo que alargaría su proceso de recuperación.

Recuperación de la prótesis de rodilla con OrthoBethesda

La fisioterapia es una forma segura de reconstruir los músculos alrededor de la rodilla. En primer lugar, un fisioterapeuta tendrá en cuenta la evolución de su rodilla y sus objetivos. A continuación, decidirán un plan de entrenamiento a medida. Los fisioterapeutas pueden asegurarse de que está haciendo los ejercicios correctamente para obtener el máximo efecto.

En OrthoBethesda, nuestros fisioterapeutas ofrecen servicios de rehabilitación como un esfuerzo conservador para mejorar la función de su rodilla antes de la cirugía. Si nuestros cirujanos ortopédicos creen que la cirugía de reemplazo total de rodilla es la mejor opción, también podemos ofrecerla. Estamos comprometidos a encontrar el plan de tratamiento más fácil y eficaz para usted.

Para obtener más información sobre los servicios de reemplazo de rodilla y la recuperación, póngase en contacto con nosotros o llámenos al (301) 530-1010 hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.